lunes, 25 de noviembre de 2019

23 de Noviembre: intensa jornada para las asociaciones patriotas

Ofrenda floral en Sevilla de las asociaciones Rodrigo de Bastidas,Fernando III y la A.C.T. Fernando "El Santo".



Por Víctor Hernández


¡Estamos de enhorabuena! A lo largo de este fin de semana, diversas asociaciones culturales han coincidido en la organización de múltiples actividades formativas y actos culturales simultáneos en toda la geografía. La noche del domingo fue para muchos un soplo de alegría y esperanza al ver en la "rendición de cuentas" pública de la red, la calidad organizativa y de fondo de los actos de esta  penúltima semana de noviembre, destacando sobretodo la numerosa asistencia a todos los ellos. 

Mientras que en Valencia nuestra asociación presentaba en una sala concurrida el último libro de Jorge García Contell, "Democracia Cronometrada" (Ediciones Fides), Sevilla acogía la conmemoración pública de la reconquista de su ciudad en 1248. Las asociaciones sevillanas Rodrigo de Bastidas y Fernando III, realizaron un acto conjunto de homenaje al santo monarca libertador de la antigua Hispalis, en una impresionante ofrenda floral entre antorchas ante la estatua del rey castellano. Por la mañana se visitó el sepulcro-relicario del santo en la catedral, justo homenaje por los favores que en vida y en gloria ha prestado San Fernando a España. Colaborando en la celebración de estos actos, estuvo la entidad palentina A.C.T. Fernando III "El Santo", cuyo trabajo cultural es admirable.

Ética y estética. El fondo y la forma conjugados.

Es obligado mencionar la sana imagen y entusiasmo militante que muestran estas asociaciones, y es una gran noticia para todos nosotros saber que estos grupos congregan a tantas personas de manera organizada y eficiente. Sin duda, un ejemplo.

Alejados geográficamente pero unidos en lo espiritual, el grupo Acción Social Asturias celebró el aniversario de su fundación con una jornada formativa interesantísima en la que se dieron varias conferencias sobre temas de candente actualidad de la mano de nombres tan reconocidos como Carlos San Frutos, Melisa Domínguez o Sandro Algaba. A la jornada asistieron militantes de muy diferentes y distantes lugares como SantanderLogroño, León Salamanca o Madrid. La formación es, sin duda, la base desde la que la asociación asturiana se ha implicado a fondo en las cuestiones sociales y en ese sentido, es un referente de la acción económica, de cuya necesidad  deberíamos todos concienciarnos. ¡Feliz aniversario Asturias, y por muchos más!


La formación, base de la acción. Asturias hace un gran trabajo.
Por su parte, los siempre animosos camaradas valencianos de El Galeón, organizaron en su espacio no conforme, una conferencia histórica sobre la gesta de la División Azul a cargo del escritor e historiador Carlos Caballero quien desgranó las claves para luchar contra la desinformación y el falseamiento de los hechos históricos. El Galeón se ha consolidado como el núcleo  patriótico y social de la provincia alicantina y sus actos hablan de sus ganas de militancia y compromiso. Se está demostrando que cuando las cosas se hacen bien, el activismo social funciona y crea ilusión. Que el Galeón siga navegando intrépido bajo el mismo viento. 


El Galeón acoge cada fin de semana actividades alternativas para mentes inquietas 

En conclusión, queremos felicitar desde Valentia Forum la organización y el entusiasmo de todas  estas asociaciones que desde sus sedes están demostrando que el camino del asociacionismo es posible y realizable. En unos días de confusión y tribulación, la alternativa asociativa está demostrando ser una luz entre tinieblas y opciones dudosas y ya el esfuerzo de todos comienza a dar sus frutos. Este fin de semana, 4 actos 4, fueron luces para todos aquellos que ya presienten "el amanecer en la alegría de nuestras entrañas". Mañana entre todos, desde los puntos cardinales iluminaremos España entera desde nuestras almenaras. ¡Gracias!




jueves, 21 de noviembre de 2019

Así te distraen de lo importante



Por Víctor Hernández

Una de las críticas más acertadas al liberalismo primitivo que nacía en los E.E.U.U., fue señalar que la libertad pregonada por los ilustrados se trataba de una libertad formal, la cual solamente podía gozarse plenamente en un contexto y nivel económico determinados. Las libertades enumeradas (y tasadas) en las sucesivas Declaraciones de Derechos no eran sino papel mojado ya que, ¿de qué sirve la libertad de expresión si no tengo un sueldo digno con el que sostenerme y divulgar el pensamiento? ¿De qué sirve la libertad de imprenta si los medios de comunicación son propiedad de un duopolio?
En ese sentido, centrar el debate en los derechos consagrados por la burguesía liberal, la única que podía participar efectivamente de ellos, distraía al resto de clases y elementos sociales del auténtico debate, de lo que de verdad importa.



Actualmente la distracción de las masas en conflictos bastardos generados por el mismo poder económico, sigue enfrentando a los pueblos en una guerra civil eterna. Lo que se llama marxismo cultural se ha demostrado como una fuente inagotable de conflictos sociales y una buena herramienta de control de masas. En realidad, lo que tiene de marxismo, que no es poco, es la dialéctica materialista de clases (ahora razas, géneros, especies etc.) y el hecho de que sus principales valedores son los izquierdistas herederos del comunismo. Pero no es más cierto, que estos movimientos están esencialmente basados en el ideal emancipatorio del liberalismo y que, a la postre, no cuestionan las estructuras del mercado o el sistema político.

El afán por liberarse de las circunstancias ya sean culturales, físicas o de raigambre, a la búsqueda de una entelequia llamada individuo autónomo y soberano, es el fin último del liberalismo ideológico. En resumidas cuentas, el objetivo final de estos movimientos extravagantes es la realización sin tapujos o anclajes morales de la mera voluntad del deseo, sea racional o no. Ésta es su idea de la libertad.



Para los que creemos que el ser humano es algo más que una fuente egoísta sin afán de trascendencia, la libertad se encuentra en el orden del ser y por ello distinguimos lo malo de lo bueno. La ausencia de noción del ser hace que todo lo que se construya en esta vida quede tambaleándose porque le faltaría la piedra angular que sostiene el edificio vital. Los que por sentimientos infantiles e irracionales (como los llamados animalistas) son como aquel hombre insensato que construyó su casa sobre arena, verán que su mundo de fantasías, además de irrealizable, no les garantizará dignidad laboral.



Las causas posmodernas ignoran la cuestión del trabajo, aborrecen las necesidades de las familias, no saben que es la precariedad económica ni buscan mejorar la vida material de sus conciudadanos. Por eso sostenemos que estas doctrinas falsas distraen a muchos de lo que de verdad importa. No podemos aceptar que se esté vendiendo dignidad por autosatisfacción idiota. No podemos entender que sea más preocupante enseñar un pezón en Instagram que el precio de los alquileres. No se puede tolerar en modo alguno que se destinen ingentes cantidades de dinero a la "protección y bienestar animal”, pasando por aberrantes prohibiciones, antes de que ese dinero se destine a ayudas a la dependencia de nuestros semejantes.

No es que me ponga socialista, porque no lo soy, pero ahora mismo, la escucha del pueblo y de sus necesidades, debería centrarnos a todos y sobre todo, no pretendamos dar soluciones económicas preconcebidas sin conocer que preocupa al hombre de a pie. Nuestro camino ahora pasa por demostrar la vacuidad de los venenos que distraen a las masas. Así se sacude el yugo y se encuentra la libertad verdadera, la justicia social y el avance material.

martes, 12 de noviembre de 2019

Los ricos y la Patria

Ramiro Ledesma Ramos, autor de la frase citada por Santiago Abascal




Por J.M. Bou

La anécdota sobre la utilización de Abascal de la frase que pronunció Ramiro Ledesma en los años 30, sobre la relación de los ricos con la patria, en la campaña electoral, nos permite reflexionar sobre su sentido, ahora que gracias a esta circunstancia, no solo es conocida en los ambientes patriotas, sino también fuera de ellos, por el gran público. Al margen de cuestiones partidistas, que no vienen al caso, sobre la legitimidad o no del líder de Vox para citar al fundador de las JONS sin mencionarlo (en todo caso, dados los últimos resultados de Vox, parece que el mensaje le ha funcionado bien), la oportunidad para pararnos a pensar sobre el tema es buena y no debemos desaprovecharla.

Ciertamente, como ya comenté en mi libro “Crisis y Estafa”, el dinero no conoce Dios, patria ni moral, y un poder político fuerte, que reivindique su soberanía, es la mejor garantía para las clases medias y bajas de que sus derechos serán respetados frente  las élites económicas. En ese sentido, un separatismo basado en la insolidaridad de la clase dirigente de las regiones más ricas sobre las más pobres es esencialmente antisocial y contrario a los intereses de los más desfavorecidos.

Las palabras de Ledesma nos sirven también para poner de manifiesto la trampa del discurso de determinados sectores antinacionales, que fingen rechazar el patriotismo de “las banderas” para abrazar “el patriotismo de la gente”, compatibilizando su extrema tolerancia con los separatistas con un fingido patriotismo focalizado en la defensa de los derechos sociales y los servicios públicos. Personalmente, siempre he sido partidario del patriotismo social, aquel en virtud del cual un patriota no puede estar satisfecho mientras un solo compatriota, especialmente aquellos más vulnerables, no puedan desarrollar su proyecto vital con dignidad, mientras un solo joven, una sola mujer, un solo padre de familia o un solo anciano pasen estrecheces, para que otros se enriquezcan indebidamente a su costa. Quiero decir con eso, que no les falta razón a quienes reprochan a algunos sectores liberales, de patriotismo poco sincero, ondear las banderas para defender los resultados de cuentas de las empresas que cotizan en el IBEX35, o para sustentar ese capitalismo tan particular, que privatiza los beneficios y nacionaliza las perdidas. Tal “patriotismo” de ricos es solo una mentira, que nos avergüenza a los verdaderos patriotas. Lo que ocurre es que esa legítima denuncia no justifica la hispanofobia ni las contradicciones de la parte política contraria.

El ser humano es un animal simbólico. Lo importante de los símbolos, obviamente, no es su significante, sino su significado. Lo relevante de las banderas, por tanto, no es la tela ni de los himnos sus notas musicales, sino lo que simbolizan, lo que representan. Quienes sentimos amor por la bandera nacional o por los demás símbolos españoles, no amamos la tela ni la composición de colores, o las notas musicales, amamos a España, su historia y sus gentes. De igual modo, quienes la odian, desprecian o ignoran tampoco lo hacen por motivos estéticos, sino por otros más profundos, arraigados en su psique, tras una continua campaña de auto-odio y auto-desprecio, desde los tiempos en que los enemigos ancestrales de España urdieron la leyenda negra sobre su historia. 

Quienes rechazan la bandera de España y la tiñen de morado, quienes llaman al himno “cutre pachanga fachosa”, quienes ocultan su escudo o no se atreven ni a pronunciar su nombre, quienes dan pábulo a la leyenda negra y consideran su historia “equivocada”, quienes compadrean con los separatistas y colaboran con ellos en la difamación y vergüenza de su patria, no odian “las banderas”, odian a España, y quienes odian a una patria no pueden aspirar a gobernarla, salvo para hundirla.

No sé cómo encaja en ese discurso de “la patria de la gente y no de las banderas”, que a un niño del condado de Treviño no lo atiendan en un hospital vasco por ser de una Comunidad Autónoma distinta, que hayan 17 tarjetas sanitarias y 17 sistemas educativos diferentes en un mismo país, que una eminencia médica tenga que abandonar un hospital mallorquín por no hablar en catalán (que por cierto no es la lengua de los baleares) o que una turba de indeseables exija al director de un hospital catalán despedir a una doctora por hablarles en castellano, ni cómo encaja que se utilice esa educación pública de la que presumen para inculcar un relato histórico absolutamente falsario, que difama a nuestros antepasados y nos induce una vergüenza injustificada frente a los vencedores de la modernidad, los creadores del capitalismo más salvaje e insolidario y los autores de los verdaderos genocidios contra los indígenas en sus colonias.

El problema territorial afecta a los derechos más básicos de los españoles, incluyendo la sanidad y la educación. Con su extremada tolerancia al separatismo, los sectores antinacionales no solo perjudican la causa de la unidad de España, sino que, dado que el separatismo antiespañol está comandado por la burguesía más clasista, insolidaria y reaccionaria de toda Europa, la que presume de no querer que con sus impuestos se ayude a las regiones menos ricas de España, traicionan también la causa de los pobres, de los desfavorecidos, de los trabajadores y de las clases bajas. 

Al final el patriotismo español será social o no será, y de igual modo, la justicia social, la traeremos los patriotas o no la traerá nadie. Porque, como dijo Ramiro Ledesma y ha recordado recientemente Abascal, solo los ricos pueden permitirse el lujo de no tener patria.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Crónica de la Jornada de Cultura Contracorriente (26/10/2019)



El sábado 26 de Octubre se celebró la II Jornada de Cultura Contracorriente en el Casal Romeu de Valentia Forum en pleno barrio de Orriols, una jornada plagada de libros, editoriales y autores, como armas con las que servir a España en la fundamental batalla de las ideas.



El día empezó con la mesa de novedades editoriales en la que Fides, Esparta y SND nos presentaron su catálogo repleto de interesantísimos títulos. Completó la mañana un debate sobre la situación en Cataluña en el que participaron los miembros de Valentia Forum Jorge García Contell y José Manuel Bou Blanc y el miembro de la Junta de Somatemps Juan Antonio Llopart. Los asistentes disfrutaron de este formato interactivo que permite una mayor participación ante un tema tan polémico y candente.



La tarde empezó con Simón de Monfort, que presentó su libro "Cruzado contra el estado islámico" y contó sus experiencias personales en el combate por proteger a los cristianos perseguidos en Irak y Siria. Gustavo Morales, que fue presentado por José Miguel Pérez, habló sobre geografía y poder político, adentrándonos en los secretos de la geoestrategia, tan fundamentales para comprender lo que ocurre hoy día en el mundo.


 

 

Finalmente, Paco Torres impartió una conferencia titulada: "En la última trinchera: manual de resistencia contra la ideología de la memoria", en la que abordó el tema de rabiosa actualidad de la manipulación de la historia y del intento de imponer una memoria por ley al conjunto de la población de un modo totalitario y orwelliano.






En definitiva, una nueva jornada de lucha cultural patriótica, que sitúa a Valencia como centro del identitarismo en España y a Valentia Forum como una garantía consolidada de seriedad y de servicio a la sociedad valenciana.

jueves, 31 de octubre de 2019

Diálogo como palabra comodín




Por Aitor HL.

Cuando hablan de que el problema catalán se soluciona mediante el diálogo, me viene a la mente una persona hablando consigo misma. Porque Cataluña, señoras y señores, no es ningún país extranjero, no es un país diferente que está en conflicto con España, es una región más de España como lo es Valencia, Baleares, Aragón o Extremadura. Y una parte del todo no puede negociar con una parte de ese todo, es absurdo.

Las leyes, normas, presupuestos y demás elementos que componen el orden social en una nación, nacen precisamente del dialogo en los distintos parlamentos, entre ciudadanos de todas las partes de la nación.

Por otra parte, rebajándonos al nivel de la negociación ¿Qué frutos esperan recoger? Ya dije que los objetivos del independentismo son violar una sentencia judicial (una sentencia a mi juicio muy laxa y suave para los políticos presos catalanes) y establecer un referendum de autodeterminación en Cataluña (para eso hay que hacer antes una reforma constitucional que debería ser refrendado después por todos los ciudadanos españoles que compartimos el mismo espacio soberano).

Hasta entonces, el independentismo solo ha establecido intentonas de doblegar al Estado, provocar desorden social e intenat robar un trozo de territorio de forma autoritaria sin tener una mayoría social que les apoye. Un territorio que es tanto del señor Quim Torra, como de un tío de Albal, de Mallorca, de Madrid o como de uno de Palmas de Gran Canaria.

Solo los ambiguos, los que acaban confabulando con el separatismo, como es el caso de la izquierda española empapada de hispanofobia negro-legendaria, defienden la palabra "diálogo", una palabra comodín que les permite la comodidad de no mojarse en el conflicto como buenos pusilánimes que son. Pero no son tan tontos como parecen, porque ellos siguen la agenda marcada por los organismos globalistas del capitalismo,y lo que buscan con esa palabra es llegar a la mal llamada "tercera vía" que es imponer un Estado Federal asimétrico con mayores privilegios a las regiones más ricas y troceando aun más la soberanía de los españoles, creando ciudadanos de primera y de segunda, y por supuesto bajo la dominación de la Unión Europea y del capitalismo global.

jueves, 17 de octubre de 2019

Mientras ellos se divierten, nosotros actuamos



Víctor Hernández

"El Válgame es el sitio más alegre y donde más se abraza de Madrid". Así es como el ministro Marlaska definía el local de moda de la farándula en Chueca, según una entrevista a la propietaria del restaurante. No nos importa como se divierta el ex juez de la Audiencia Nacional, pero si nos indigna que lo haga en el momento menos oportuno por la responsabilidad que tiene de garantizar el orden cívico. 

Mientras ayer Barcelona volvía a arder, el ministro del Interior, antiguamente de la Gobernación, se lo pasaba pipa entre copas y risas dando una imagen que debería suponer no sólo su cese sino la repulsa unánime de todos los miembros del Congreso. Creo recordar que pasar una velada inocente en el teatro, le costó el cargo al director de Emergencias de Murcia cuando su región vivía una catástrofe. Razón de más para dimitir será irse de marcha mientras se incendian coches y se agreden a policía y civiles. 


Mientras unos se divierten y, parece que hasta hacen negocio de lo que ocurre en Cataluña, otros no podían permanecer de brazos cruzados tuiteando y decidieron dar una humilde aunque decidida respuesta en la calle. Los españoles estamos de momento solos en esto. O empezamos a asumir que tenemos que sacarnos las castañas del fuego rechazando públicamente esta situación, o nos sacarán a nosotros de nuestro propio país.



miércoles, 16 de octubre de 2019

BARCELONA en llamas: De la tolerancia a la impunidad




Víctor Hernández

Anoche la ciudad ¿condal? revivía los pasajes más oscuros de su historia. La patulea infecta del separatismo celebraba que Barcelona volvía a ser la "rosa de foc", tal y como se la llamó en los periodos revolucionarios de comienzos del pasado siglo en los que, a pesar de todo, quien atacaba el Estado eran obreros cuando hoy, los que incendian la vía pública son niños de ideas burguesas pseudosocialistas. 

Al otro lado de la "barrikada", la acción de Policía Nacional y Mossos de Esquadra está siendo ineficaz desde el momento en que el hecho de ocupar ilegalmente la calle es tolerado con la idea de intervenir a posteriori. Una intervención así se vuelve inútil (el objetivo de cortar las vías públicas ya se ha alcanzado), haciéndose además mucho más dificultosa la tarea de disolver el grupo. En dos días que llevamos de protestas, no se ha frustrado una sola de las acciones que los grupos separatistas habían previsto. Cosa distinta es que hubieran desistido de ocupar algunos centros, pero ha sido más por la cobardía de los "indepes" que por la acción de la policía. Un bochorno para todos y una victoria para ellos. 

A la vista de las imágenes, esta tolerancia se traduce una impunidad total: dos carreritas, un moratón y a casa, que mañana volvemos. Se habla de que en la ocupación del Aeropuerto del Prat tan sólo se practicaron dos detenciones.

Ahora les pregunto a ustedes, ¿cómo actuarían las fuerzas del "orden" frente al que intentara lo mismo bajo una bandera de España en lugar de la estelada? Pues ya es puedo decir, que quien camina bajo la bandera nacional tiene la decencia de pelar de otra forma más humana y a cara descubierta. Y les puedo adelantar también que si un ciudadano cualquiera invade la calle o se sienta en un paso de peatones, dura poco. 

Ahora no se si reírme o llorar pero espero reír mucho cuando a todos los españoles se les acabe la paciencia, y estoy seguro de que el genio ibérico despertará.